lunes, 14 de marzo de 2011

¿¡Hola!? ; Prefacio.

- Buenos días princesa, ya es la hora.
- ¡Oh! - prácticamente salté de la cama, agarré los libros de la cómoda y corrí al cuarto de estudios. De acuerdo, 06:40 h de un lunes, plan para hoy:
* Correr
* Estudiar
* ¡¡Tres exámenes!!
* Sobrevivir...
* Volver a verle (;
Visto así no parece tan malo. ¡Guay! me he levantado optimista.
No sé si me quité el pijama o me lo arranqué, pero me dispuse a meterme aquellos vaqueros y aquella camisa que segundos antes descansaban sobre el sofá, ajenos a lo que les esperaba hoy. Y en eso estaba, tratando de poner el zapato en mi pie en una postura un tanto amorfa cuando llegó mi madre, como cada mañana, recordándome que tenía que desayunar.
Tomé un vaso de leche tan rápido que me sobrevino un acceso de tos, pero lo paré de manera tajante y dije para mi misma que no había tiempo para nada.
- ¡Genial! me he dejado la coleta en mi cuarto. - Cosa extraña porque suelo llevar una en la muñeca,- Buenos días tío que maneja el mundo, ¿te he hecho yo algo?
Dejé de hablar con el infinito y me dispuse a realizar la operación Recuperación del moño , devía ser sigilosa y rápida para no despertar a mi prima, que dormía por allí entonces. Ella no se levantaba tan feliz como yo, nunca entenderé como puede haber tanto mal genio en un cuerpecillo como el de Jade.
En fin, conseguí coger mi coletero y me dispuse a amarrar las greñas mañaneras. Como es natural en mí no elegí el modo común, me acosté en el sofá y dejé que mi cabeza colgara de uno de los extremos, la gravedad hizo lo suyo y yo sujeté mi pelo en la altura y posición adecuadas. Todo bien. El fallo estuvo en la velocidad de incorporación, ajá, sí, me mareé como un pato y, no sé de que manera, terminé hecha una bola sobre el parquet.
Entonces mi subconsciente se devatió entre espavilarse y seguir el plan o dejar que mi mente volase hasta el recuerdo de la noche anterior, cuando me dí una relajada...¡FAIL! ¿qué digo? Aquella noche había sido un caos, las prisas para repasar todos los apuntes, cenar, ducharme, la insesante sensación de prisa, sin olvidar lo incidentes...
Rap, agua caliente y burbujas... me habría quedado allí horas pero, cómo no, tenía que estudiar así que mi ducha no llegó a los diez minutos. Cuando salí intenté enrollar mi pelo chorreante en una toalla (como hace todo el mundo) pero no me debió salir bien porque de repente, mientras releía sentada en mi cama los apuntes de Ciencias, la toalla se desprendió cayendo sobre las hojas.
A toda prisa intenté quitarla para que no mojase más mis escritos y devolverla al lugar del que nunca hubo haberse resvalado, pero bolqué el yogurth que descansaba sobre la mesilla y este comenzó a derramarse sobre mis sábanas de florecitas.
- Geniaaaaaaaaaaal.- Grité resignada mientas ponía en vertical el bote plástico suficientemente lejos del alcance de mi codo, por si acaso. Después me lancé hacia el baño para coger toallitas húmedas y quité el líquido de fresa de la tela. Hay que decir que no cayó mucho gracias a mis reflejos .
Tras un rato repasado los resúmenes sujetándome la toalla decidí quitármela y fué lo único que hice bien anoche...
- ¡Eeeý! Hola, son las 07:05 h y sigo tirada en el suelo, correeeeeeeeeeeeeer.
Mientras me bebía el zumo pensaba en que si llegaba temprano podría desviarme un poco (en relidad estaba en la otra punta) y pasar por delante de su clase, por si lo veo...
Apuré mi bebida y el resto es historia, el tema cinco y el seis para ser exactos.

3 comentarios:

Naïve dijo...

jajajajajaj me encantó Alicia! me reí muchísimo
La verdad es que sí, hay días en los que parece que al mundo le apeteció fastidiar un ratito.
Pero bueno, espero que esos exámenes hayan ido bien :)
un beso

amii dijo...

jajaj esta super bien!! Me reido imainnd todo losucedido !! jajaj muy bueno!!! xD

Alicia~. dijo...

Naive: ajajajajaj, gracias, como siempre, por pasarte:)
Ami: me alegro de ello:) , esa era más o menos la idea^^