domingo, 18 de septiembre de 2011

Apenas has dicho hola y tienes que decir adiós.


 Llega el final de esos días en los que el azul del cielo es más turquesa que pueden (o no) ser tus preferidos, seguidos de esos otros en los que podemos ver todos los colores formando fila en un hipotético techo encapotado.
Unos u otros en los que sonríes por cualquier cosa, pero desde el alma. Porque esa es la verdadera alegría, la que se transmite.
Y sí, se nos acaba el verano pero no es momento de lamentar pérdidas, sólo de hacer balance.
Todo lo que has vivido, quienes se han ido (agradecer) que han dejado sitio a otros.
Esos amigos que digievolucionan entre besos más o menos improvisados en las mañanas, tardes y noches de los meses más cálidos.
Sol que tuesta o achicharra, crema solar que pringa, la mirada  de aquella chica en la piscina, alguna lágrima porque te entra "algo" en los ojos, claro está. La canción del verano y cuántas veces la has oído. El calor entre el gentío, horas haciendo nada y semanas en las que apenas has pisado tu casa. Noches especialmente estrelladas pasadas entre caricias.

Se acaba.
Total, ahora viene la primavera o el otoño, ¿qué más da? Si te apetece puedes hacerte un phineasyferb e inventar una nueva estación.
Lo hagas como lo hagas recuerda que tú decides cómo quieres sentirte. Que no importa su llueve o no, si te hielas o te cueces; disfruta, canta, susurra, salta, ríe, piensa en verde, en rojo o en amarillo fosforito y luego comparte. Contágialo al resto, al nostálgico que se queja porque extraña hundir sus pies en la arena o a ella, que lamenta ir perdiendo el bronceado de sus largas piernas. ¿Acaso no merece la pena?
Traigo buenas noticias; en tiempos de crisis ser feliz sigue siendo gratis.

3 comentarios:

Sergio dijo...

Ya tengo ganas de que vuelva el frío!

Naïve dijo...

Adiós al querido Verano. Da lástima decirlo pero, al fin y al cabo, sabemos que meses más tarde aparecerá de nuevo llenando nuestros días de sol y azul.
Por ahora, bienvenido septiembre, bienvenido el otoño, el invierno y la primavera; y bienvenidas todas las cosas que ellos nos traen hasta que volvamos a hundir nuestros pies en la suave arena.
Un abrazo Alicia, feliz final del verano :)

Yager dijo...

Lo voy ha echar mucho de menos...pero en el fondo es mejor entrever la idea de que nuestro futuro sea mejor y sin este crudo invierno no seria posible. Besos espero que todo vaya a mejor con un nuevo verano.